Alifa TV lectura interesante a golpe de click
revista impresa de Alifa te pica la barba

en ilustraciones para un loco: "De lo que quise sin querer querer" Libro de Miguelángel Flores

20.02.2015 · Guardado en Comic y arte gráfico, Relatos y poemas

¡¿No tienes el libro de Miguelángel Flores ya en tus manos?!

Te dejo uno de los micros que hace tiempo le ilustré y que está incluido en el libro 
"De lo que quise sin querer" 
(está el micro, no la ilustración).

Además te dejo un enlace por si quieres saber sobre él (es del blog de Francisco Gijón)

LA PRESA
Miguelángel Flores
http://eternidadesypegos.blogspot.com.es/

Al principio siempre se lo toman a broma, y cuando ven que va en serio, ya no pueden hacer nada. Mi madre los trata muy bien y, mientras beben, les habla con mucho cariño. Nosotros, debajo de la mesa, no aguantamos la risa cuando se empiezan a quedar como tontos. Y les pellizcamos las piernas al ver que ya no pueden moverlas. Me gustan esos días, son divertidos. Me chiflan sus caras cuando despiertan, y quemar la ropa. Pero, sobre todo, que mamá nos guarde a los más pequeños las orejas, y que las fría mucho para que crujan.


El libro


en ilustraciones para un loco: Zambullirse con los ojos bien abiertos. NiñoCactus

17.02.2015 · Guardado en Comic y arte gráfico, Relatos y poemas



ZAMBULLIRSE CON LOS OJOS BIEN ABIERTOS
Niño Cactus

            Jaime tenía miedo al agua. Incluso cuando bebía, lo hacía a sorbitos, para así evitar ahogarse. Tal era su pavor que ni siquiera se atrevía a sollozar. Si se ponía triste, se le encogía el corazón, pero no derramaba ni una sola lágrima porque no sabía cuánto llanto podía caber en sus ojos: ¿un charco?, ¿un río?, ¿un mar?...
            Debido a eso, todos se extrañaron el día en que Jaime pidió de regalo un traje de baño.
            –También te hará falta un flotador, o unos manguitos –le dijeron sus padres.
            –No ­–siguió tranquilamente el muchacho­–, solo necesito un par de alas.

_____________________________
Os dejo este micro y dibujo de hace un tiempo, lo retomo aprovechando el magnifico libro ilustrado que Alberto NiñoCactus tiene ya desde hace unos meses en las librerías, muy muy recomendable.


"El secreto de Sofía"


en ilustraciones para un loco: Deseo anónimo, por Ana Crespo

15.02.2015 · Guardado en Comic y arte gráfico, Relatos y poemas

DESEO ANÓNIMO (A Rocío, Rafaela y Gema)
Ana Crespo
http://acuatroletras.blogspot.com.es/
El sol entorna mis ojos y el horizonte se reduce a sus pechos. Del rosado de sus pubis, al tostado de sus pezones, mi mirada se desliza por sus cuerpos, mecida por una gama de colores. Mi lengua saborea en la distancia el salitre de sus pieles, y mi dedo zigzaguea por la sombra de sus curvas, que el sol dibuja en la arena. En cada uno de mis poros siento el deseo imaginado de las tres y mi corazón se concentra en un único e intenso latido del eje diminuto de mi cuerpo.
El cante de una voz humedecida por el rocío y un murmullo con sordina de tonalidades rafaelistas, al amparo de la gema del sol, el rubí del atardecer, me acompañan al regreso de mi ensoñación y dejo que la mar refresque la temperatura de mi sueño y sonrío satisfecha por su inocente ignorancia de mi deseo...

en La Arbonaida: Falsas expectativas

13.02.2015 · Guardado en Sin categoría

El amor no entiende de nada, de razas, alturas, colores... ...pero está bien conocer las propias limitaciones para no levantar falsas expectativas. ¡¡Feliz Día de...El Corte Inglés!!!

en ilustraciones para un loco: Náufrago, con versos de Rodolfo Serrano, interpretados por Ismael Serrano

10.01.2015 · Guardado en Comic y arte gráfico, Relatos y poemas

NÁUFRAGO (Rodolfo Serrano)
MENSAJE ENCONTRADO EN UNA BOTELLA
Hace ya siete meses, tres días y dos horas
naufragué en esta isla que no está en ningún mapa.
La primera semana lloré como un muchacho
asustado y el miedo vino a vivir conmigo.

Luego maldije a Dios los quince días siguientes.
Y me pasé tres días sin agua ni comida.
Los siguientes dos meses he añorado tu cuerpo
y soñado con el tibio roce de las sábanas.

Cada noche encendía hogueras en los montes
pendiente de que un barco pasara por delante
de esta isla maldita . Y en la playa he dejado
mensajes de socorro pidiendo que vinieras.

Arrojé cien botellas con mensajes urgentes.
Y durante tres meses aprendí que la vida
es un cangrejo, un fruto, el agua del torrente,
el sol que cada tarde pinta de rojo el agua.

Ya no siento temores. Recuerdo vagamente
que más allá del mar hay fusiles y espadas
y hombres que maldicen haber nacido un día.
Y que aquel mundo era una isla de monstruos.

Ayer me desperté cantando sin que nadie
me dijera: “Estás loco ¿A qué tanta alegría?”
Y cada tarde escribo en la arena unos versos
que borran las mareas y que de nuevo escribo.

Hoy he visto pasar un barco no muy lejos.
He apagado raudo la luz de las hogueras
y he borrado todos los mensajes de auxilio.
Afortunadamente el buque ha pasado de largo.