Alifa TV lectura interesante a golpe de click
revista impresa de Alifa te pica la barba

Enemigo

09.15.2005 · Guardado en Sin categoría

Luis Araujo en Diagonal, nº12:

Soldado remata a Enemigo en el suelo. Enemigo patalea y se retuerce. Soldado remueve con saña su bayoneta en la herida de la que mana la sangre en abundancia hasta hacerse imponente su presencia.
SOLDADO: ¡Muérete ya, hijo de puta! ¡Muérete, muérete, cabrón! ¡Asesino! Que eso es lo que sois, asquerosos, asesinos. Mira cómo vas a acabar, gilipollas, como un perro. Esto es lo único que te mereces. Como un puto perro en un charco. ¡Muérete ya, muérete! ¡Vete al infierno de una puta vez! Deja de mirarme con esos ojos de perro. Te estoy matando, sí ¿no te lo puedes creer, verdad? Te estoy matando. Igual que tú habrás matado a docenas de los míos. ¿Qué dices ahora, eh? ¿Qué pasa ahora, listo? Das asco tío. Mira como chorreas, asqueroso. Deberías verte. Hecho una mierda. Para que aprendieras quién eres antes de diñarla. ¡Hijo de puta! ¿A cuántos has matado tú así? ¿Eh? ¿A cuántos? ¿A cuántos de mis amigos les has sacado las tripas, hijoputa? ¿A cuántas de nuestras mujeres has violado? Debería cortarte los cojones. Si no me fuera porque me das asco… Deja ya de moverte cacho de mierda. ¡Deja de moverte!
Enemigo muere. Soldado se limpia el sudor, manchádose la cara de sangre.
SOLDADO: Hijo de puta, anda que no me has dao trabajo. Mala hierba nunca muere. Si debo llevar aquí más de media hora rebanándote y no había manera de que la espicharas. Joder, me has dejao agotao. Total, pa qué. Mira cómo acaba esto, ¿lo ves? ¿Pa qué resistir tanto?
Silencio.
SOLDADO: Ya está. Uno menos. Menudo perro rabioso. Si me llegas a pillar me destrozas. ¡Qué bestia!
Se quita el casco y examina el agujero de una bala.
SOLDADO: A punto has estao de dejarme seco. Un par de centímetros y me quedo aquí mojama. ¡Qué hijo de puta!
Silencio.
SOLDADO: ¿Por qué se han callado todos? ¿Qué pasa?
Mira a su Enemigo.
SOLDADO: ¿Y tú? ¿Quién coño eras tú?
Silencio.
SOLDADO: ¿Dónde te has puesto esta mañana ese uniforme? ¿En tu casa? ¿En un cuartel?
Duda.
SOLDADO: ¿Llevas dinero?

Silencio. Escucha.

SOLDADO: ¿Hemos ganado o hemos perdido? Busca la cartera de Enemigo. Encuentra una foto. La mira. Silencio.
Se guarda ensimismado la cartera y la foto.
SOLDADO: ¿Mamá?
Enemigo se incorpora súbito y le clava su bayoneta en el costado. Soldado cae. Enemigo remata a Soldado en el suelo. Soldado patalea y se retuerce. Enemigo remueve con saña su bayoneta en la herida de la que mana la sangre en abundancia hasta hacerse imponente su presencia.
ENEMIGO: ¡Muérete ya, hijo de puta! ¡Muérete, muérete, cabrón! ¡Asesino! Que eso es lo que sois, asquerosos, asesinos. Mira cómo vas a acabar, gilipollas, como un perro. Esto es lo único que te mereces. Como un puto perro en un charco…
Lentísimo oscuro.

Luis Araujo es dramaturgo, director de escena y actor. Algunas de sus últimas obras son La construcción de la catedral (2000) y Trenes que van al mar(2001). Este artículo se publicó por primera vez en Diagonal.

___________
Si te ha gustado la entrada, ¡subscribete a nuestro Feed RSS! También puedes seguirnos en Twitter.
Comparte

Leave a Reply