Alifa TV lectura interesante a golpe de click
revista impresa de Alifa te pica la barba

¡¡UY!!!

«Finalmente, el satélite UARS cayó sobre la Tierra (24/09/11 – 05:13)

La NASA confirmó a través de su cuenta en Twitter que los restos que se precipitaban sin control “cayeron en la Tierra”, aunque no especificó el lugar del impacto.»

Cayó, por fin, el satélite UARS sobre la Tierra. Han sido días de incertidumbre en los que nadie, ni siquiera la NASA, sabía dónde iba a caer.Prueba de ello es que, unos instantes antes de la entrada en la atmósfera, el Twitter de la NASA era así de “preciso”:

@NASA: #UARS Update: Re-entry not expected before 11 pm EDT tonight. Final orbit likely over Africa, Australia, Canada.

Además de equivocarse en la “cuestión tiempo” y poner “PM“, en lugar de “AM” (doce horas de diferencia), está el detalle de la falta de precisión: África… Australia… Canada….  diez mil kilómetros arriba, diez mil kilómetros abajo….

Instantes después de caer el satélite preguntaron, con un atisbo de humor negro:

@NASA: It’s possible that #UARS is down by now. (Everybody OK out
there?) We’re waiting for confirmation from US Strategic Command.

¿Están todos bien ahí fuera?” Pa’ matarlos, vaya….

Pero es que, además de eso, no sabe aún dónde narices ha caído los investigadores están aún recopilado datos para indicar el lugar exacto del impacto.

Eso sí, había una cosa que tenían muy clara en la NASA y de la que informaron a sus conciudadanos:

@NASA: The U.S. is very safe from #UARS. It’s final orbit did not cross the United States.

Vamos… que los estadounidenses podían estar tranquilos que la órbita final no pasaba sobre los Estados Unidos y, la UARS no caería sobre sus cabezas (Dios y/o la casualidad ama al noble pueblo estadounidense y no deja que le pase nada malo).
Y aún sin tener certeza del lugar de caída.. había que informar a la población mundial (exceptuando la de los EE.UU. por los motivos que hemos visto antes…) de:

@NASA: Any pieces of  #UARS found are still the property of the country that made it. You’ll have to give ‘em back to U.S.

Vamos, que cuando en la auptosia el forense extrajera el fragmento de satélite del cráneo de la abuelita… lo primero que tenía que hacer era devolverlo a la embajada,  porque es propiedad de los Estados Unidos.
En todo caso, podemos estar felices de que la UARS no haya caído sobre nuestras cabezas… o sobre nuestra casa o automóvil  (recuerden ustedes, queridos lectores/as, que las pólizas de seguro excluyen expresamente la caída de aeronaves o satélites). Ya podemos respirar tranquilos
¿O no?

«Segundo gran satélite caerá a la Tierra en octubre (24/09/11)



La NASA anunció que además del satélite incontrolado UARS, un viejo telescopio alemán llamado ROSAT caerá a la Tierra a finales de Octubre, con mayores probabilidades de herir a alguien.»

Y si escapamos también de los fragmentos del viejo telescopio alemán que pesa 2’4 toneladas, nos podríamos empezar a plantear ¿qué puede pesar un armatoste como la Estación Espacial Internacional (ISS)?

Nada… una tontería… aproximadamente 183 toneladas

Fotografía: Gato y palomas
Autor: Landahlauts

___________
Si te ha gustado la entrada, ¡subscribete a nuestro Feed RSS! También puedes seguirnos en Twitter.
Comparte

Leave a Reply