Alifa TV lectura interesante a golpe de click
revista impresa de Alifa te pica la barba

Archivo de la etiqueta ‘Andalucía’

en La Arbonaida: El vendedor de estiércol

12.04.2012 · Guardado en Sin categoría

Es lo que tiene poseer capacidad de comunicar y espíritu comercial... 

¡Que me lo quitan de las manos! 

... que, aunque estés vendiendo mierda (con perdón), puedes ser capaz de despertar el interés del consumidor por tu producto. Vamos, en este caso reconozco que yo mismo estuve tentado de comprar un par de sacos de ese magnífico estiércol que casi hasta huele bien. Y no porque me haga falta, sino porque el Niño Ramble supo hacerme llegar su idea de un modo atractivo.

Este cartel, además, me hizo recordar la publicidad que, en periodo electoral, vemos los andaluces en nuestras calles. En esa cartelería, los publicistas son capaces de crear en el elector el interés por algunos candidatos... y hacerlos ganar unas elecciones.

Pues nada, a disfrutar de esos representantes... que son de los buenos y casi huelen bien

Autor: Landahlauts

en La Arbonaida: El Colibrí

26.03.2012 · Guardado en Sin categoría

Desterrados 

El bosque ardía. Los animales huyeron hacia el lago. Y allí lamentaron la pérdida del decorado de sus vidas. Todos menos el colibrí. Tomó una gota de agua en su pico y se fue dirección a las llamas. Volvió una, dos, tres, cuatro veces ante la mirada atónita de los demás. Al quinto viaje, un animal cualquiera le preguntó: "¿No ves que tu esfuerzo es inútil? Ni aún con un millón de gotas, ni aún dedicando tu vida entera, conseguirías apagar el fuego". Tienes razón, contestó el colibrí, pero al menos yo estoy poniendo mi parte.

en La Arbonaida: La Puerta de la Guiropa

28.02.2012 · Guardado en Sin categoría

Es la calle Colegio, en Archidona, Comarca de Antequera. 

Calle Colegio 

 Aquí se abría la Puerta de la Guiropa, un portón por el que los escolapios repartían  la guiropa, un guisote hecho de carne y patatas. Desde la ventana de su dormitorio de internado, el niño Blas Infante veía como cada día cientos de jornaleros necesitados se acercaban hasta aquel portón para callar su hambre con el rancho. Entre ellos había padres, abuelos, tías y hermanos de muchos de sus compañeros de clase.

 La Puerta de la Guiropa 

Aquellas imágenes impactaron tanto en él que, años después, reflejaría la escena y los sentimientos que le provocaron en su libro El Ideal Andaluz:
 «Yo tengo clavada en la conciencia, desde mi infancia, la visión sombría del jornalero. Yo le he visto pasear su hambre por las calles del pueblo, confundiendo su agonía con la agonía triste de las tardes invernales; he presenciado cómo son repartidos entre los vecinos acomodados, para que éstos le otorguen una limosna de trabajo, tan sólo por fueros de caridad ; los he contemplado en los cortijos, desarrollando una vida que se confunde con la de las bestias; les he visto dormir hacinados en sus sucias gañanías, comer el negro pan de los esclavos, esponjado en el gazpacho maloliente y servido, como a manadas de ciervos en el dornillo común, trabajar de sol a sol, empapados por la lluvia del invierno, caldeados en la siega por los horrores de la canícula; y he sentido con indignación al ver que sus mujeres se deforman consumidas por la miseria de las rudas faenas del campo; al contemplar cómo sus hijos perecen faltos de higiene y de pan, cómo sus inteligencias se pierden atrofiadas por la virtud de una bárbara pedagogía, que tiene un templo digno en las escuelas como cuadras; o permaneciendo totalmente incultas requerida toda la actividad, desde la más tierna niñez, por el cuidado de la propia subsistencia, al conocer todas, absolutamente todas, las estrecheces y miserias de sus hogares desolados. Y, después he sentido indignación al leer en escritores extranjeros que el escándalo de su existencia miserable ha traspasado las fronteras, para vergüenza de España y de Andalucía.»
 El Ideal Andaluz, 1915
 Blas Infante Pérez de Vargas 


Palabras que, aún pudiendo parecer de otro tiempo están llenas de vigencia en un país con 1.300.000 personas en desempleo, con una tasa de paro del 31,23% y una tasa de pobreza del 30%. Y no son números, son vidas, son personas.

Mientras tanto, contemplamos impontentes e indignados como aquellos que, supuestamente, nos tendrían que representar, en el mejor de los casos, no hacen nada. Y, en el peor, se dedican al saqueo y al expolio de Andalucía.

Este 28 de Febrero de 2012, Andalucía tampoco tiene demasiados motivos de celebración. Sin embargo, este 28 de Febrero es un día tan especial como los demás para unirnos en una sola voz y gritar:
 
¡Viva Andalucía! 
¡Libre! 

Fotografía -1-: Calle Colegio
Fotografía -2-: La Puerta de la Guiropa  
Autor: Landahlauts

en La Arbonaida: La Andalucía que yo canto

28.02.2012 · Guardado en Sin categoría


Jornalero

La Andalucía que yo canto
no está en las zambras ni en las fiestas,
ni es la que admiran los extraños
ni es la que cantan los poetas.
 
Es la labriega del cortijo
es la mocita aceitunera
que en su mirar de calentura
su desencanto y su hambre enseña
La Andalucía Labriega (1) 
Miguel de Castro 

 
 (1) Aparecido en las El Ideal Andaluz, 1915, de Blas Infante 

Fotografía: Jornalero
Autor: Landahlauts


en La Arbonaida: Aquella vieja camisa….

09.02.2012 · Guardado en La fábrica de hielo, Relatos y poemas

20 Noviembre

Hoy he recordado la respuesta de un furibundo militante del PSOE residente en Almería que, a mi comentario crítico sobre José Antonio Griñán El Interino, me reprochaba de modo airado la opinión hacia (decía él) "una persona que había tenido un pasado activo en la lucha antifranquista" (quizás os divierta, podéis leerlo completo aquí). 

Pues bien, parece que, ahora sale a la luz el glorioso pasado antifranquista del Compañero Griñán: 

"Corría el año 1967, y un joven de nombre de pila, José Antonio acompañaba a sus tíos Rafael y Juan ataviado con una camisa azul bajo una zamarra gris, como otros muchos jóvenes, a rendir homenaje al primer estudiante falangista asesinado en 1934, Matías Montero, a unos cientos de metros de su casa, en la calle Juan Álvarez de Mendizábal, organizado por el falangista Sindicato Español Universitario (SEU). Tras rendirle homenaje como uno más, respondiendo a los lemas nacionalsindicalistas de rigor, con unos sonoros ¡Presente! y tras el himno del Cara al Sol se trasladaron juntos a la capilla del Colegio Mayor José Antonio, en la Ciudad Universitaria para escuchar una misa en honor al heroico estudiante falangista, en el entonces 33 aniversario de su asesinato. Esa es una historia normal y por aquel entonces corriente, si no fuera porque ese joven de nombre de pila José Antonio, se apellida Griñán Martínez, y es hoy el presidente del PSOE, con despacho en la hoy sede socialista que tiene a unos escasos metros de donde sucedió ese homenaje. Tras el acto, acudió a la amplia casa que los Martínez Emperador tenían en la calle Alberto Aguilera, para tomar un refrigerio, como era tradicional en la familia. Después se marchó sólo a su casa, también situada muy cerca, en la glorieta de San Bernardo”. Así lo cuenta el libro, “El pasado azul oculto de muchos españoles”, y que lleva preparando desde hace más de diez años el historiador sevillano Luis Brotons, y basado en conversaciones con destacados falangistas y a cuyo borrador casi terminado, ha tenido acceso Diario El Aguijón. El libro verá la luz el próximo mes de junio, y por sus páginas discurren destacados dirigentes actuales, no sólo del PSOE sino de otras formaciones políticas, como el Partido Popular, Izquierda Unida o UPyD.»


Tengo que reconocer que la trayectoria política y personal del madrileño José Antonio Griñán jamás me ha interesado lo más mínimo, a pesar de ser en estos momentos de modo interino, Presidente de Andalucía. Pero la única referencia que tenía de él como "luchador antifranquista o víctima de la represión" es que fue Inspector de Trabajo en Zaragoza. Tampoco soy muy partidario de ensañarse con alguien que, políticamente, huele a muerto incluso dentro de su propio partido. Pero... ¿qué queréis que os diga? por una vez la historia pone a cada uno a su sitio. Y esa parece ser que es la historia del compañero camarada Griñán. Para que lo sepan los andaluces y, especialmente, aquel el furibundo militante del PSOE: todos tenemos un pasado, pero no todos tenemos una camisa vieja en el armario.

Actualización 26/02/2012
Una reseña de boda en ABC. Corresponde a la boda de los padres del camarada Griñán. 





Fotografía: 20 de Noviembre
Autor: Landahlauts

en La Arbonaida: El luto

05.02.2012 · Guardado en La fábrica de hielo, Relatos y poemas

La Casa de Bernarda Alba  

«En ocho años que dure el luto no ha de entrar en esta casa el viento de la calle. Haceros cuenta que hemos tapiado con ladrillos puertas y ventanas. Así pasó en casa de mi padre y en casa de mi abuelo.»  

GARCIA LORCA, Federico: La Casa de Bernarda Alba. 1936 


En la fotografía: La casa de Bernarda Alba, o la Casa de los Alba, en Valderrubio (antigua Asquerosa). Se encuentra situada a la espalda de la casa de la Familia García Lorca en la Calle Real. La familia Alba siempre se sintió dolida de ser la protagonista de este drama lorquiano.

Autor: Landahlauts

en La Arbonaida: Manuel José García Caparrós, In Memoriam

04.12.2011 · Guardado en La fábrica de hielo, Relatos y poemas


Hoy es 4 de Diciembre. Hoy hace treinta y cuatro años que el pueblo andaluz se echó a la calle para reclamar la capacidad de autogobierno que, como Nacionalidad Histórica, le correspondía. Este 4 de Diciembre es para muchos de nosotros el Día de Andalucía. Aunque "nuestras" autoridades no lo consideren así. 

Hoy hace treinta y cuatro años que un joven malagueño vió truncada su existencia en el transcurso de la manifestación que se desarrolló en la ciudad de Málaga. Las balas procedentes de la pistola de un Policía Armada silenció aquella voz que pedía autonomía y libertad en un crimen que aún permanece impune.

Era Manuel José Garcia Caparrós, un malagueño, un andaluz. Y esta fue la historia de lo que ocurrió aquel día frente a las puertas del taller de SUR - Hoja del Lunes. 




«La patria es un sentimiento del que suelen jactarse los señoritos. Cuando llegan los trances, los señoritos la invocan y la venden. El pueblo la compra con su sangre y no la mienta siquiera.»

Antonio Machado Ruiz (1875-1939)
Poeta Andaluz, de Sevilla


Esta placa recuerda su nombre y lo sucedido en aquella esquina. Esta es la triste placa de acero inoxidable, pobre, simple, humillada por manos ideológicamente cómplices de las que apretaron el gatillo, con la que el Ayuntamiento de Málaga conmemoró la efeméride en 2.002. Y esta es la placa en la que el Ayuntamiento de Málaga fue incapaz, incluso, de rectificar el error que en los primeros años se cometió con el nombre de aquel muchacho. Pero aquel muchacho vive. Es parte de nuestra Historia, es parte de Andalucía.

Manuel José García Caparrós
In Memoriam

¡Viva Andalucía Libre!

Foto cortesía de: JM del blog Amanece

Previsión meteorológica

 

¿Qué pasa? ¿a qué vienen esas risitas? ¿no han errado ustedes alguna vez en una previsión? 

Sean condescendientes: herrar es umano

Fotografía: Precaución… 

Autor: Landahlauts

Batida de gestión control poblacional del jabalí

Hoy ibamos de excursión, al Bosque Encantado en la Dehesa de Camarate (Lugros, Comarca de Guadix). Dicen que allí el otoño deja unas tonalidades espectaculares en los serbales, arces, robles melojos, fresnos y cerezos silvestres que hay en las faldas de Sierra Nevada.

 

Pero los señoritos de la Junta estaban de montería (¿aparecería entre los invitados Jaume Canivell y sus porteros automáticos?). Bueno, en realidad, no era una montería, era una “Batida de Gestión Control Poblacional Jabalí“.
Y estaba el monte cerrado. 
Fotografía: La Montería
Autor: Landahlauts

Un mundo pluscuamimperfecto

En la planta primera la puerta está cerrada con llave siempre.
En la planta segunda hay jabón, pero no hay papel.
En la planta tercera hay papel, pero no hay jabón.
En este mundo mediocre, lleno de imperfecciones, hay que perder el tiempo recorriendo tres plantas de un mismo edificio cada vez que tienes que ir al cuarto de baño.

Fotografía: W.C. 
Autor: Landahlauts