Alifa TV lectura interesante a golpe de click
revista impresa de Alifa te pica la barba

Archivo de la etiqueta ‘crisis’

España: Gran liquidación por cese de actividad

27.01.2011 · Guardado en La Arbonaida

«Merkel ofrece trabajo cualificado a jóvenes españoles en el paro.
La canciller alemana presentará su propuesta a Zapatero en la cumbre que se celebrará el 3 de febrero.
La canciller ofrecerá en esa cita la posibilidad de que jóvenes españoles cualificados y actualmente en el paro se trasladen a Alemania para trabajar, como en el pasado hicieron sus abuelos, cuando el país germano abrió sus fronteras para recibir a los llamados ‘Gastarbeiter’ (trabajadores huéspedes). Es una propuesta muy interesante para España, que arrastra una exorbitante tasa de desempleo juvenil del 43%, que dobla la media del 20%, ya de por sí muy elevada.»

Estos no irán ni cedidos hasta final de temporada con opción a compra, ni con un contrato de arrendamiento, ni traspasados. Cesión gratuita: son suyos, para que disponga de ellos como le plazca. Y se puede llevar más, de todo tipo: cualificados, sin cualificar, jovenes, mediana edad, mayores, etc. Hasta cuatro millones y medio de trabajadores/as… los que quiera. Y gratis.

España: gran liquidación por cese de actividad

Música Recomendada: Destino Zoquete – Def con Dos

Fotografía: Liquidación por Cese de Actividad
Autor: Landahlauts

Comparte

Bienvenido, Mr. Li

05.01.2011 · Guardado en Sin categoría

«El viceprimer ministro de la República Popular China, Li Keqiang, y una delegación de hasta 50 empresas del gigante asiático son recibidos esta mañana por otras tantas compañías que conforman la elite del empresariado español, en un acto presidido por el ministro de Industria, Miguel Sebastián. Al mediodía, el Rey recibirá a Li en La Zarzuela y también se reunirán con él los titulares de Exteriores, Trinidad Jiménez, e Industria, Miguel Sebastián. China y España firmarán 14 acuerdos -10 de ellos con empresas privadas- en sectores clave de la economía española, cuyo monto alcanzará los 5.650 millones de euros, según informa la agencia de noticias oficial Xinhua.»
Texto y foto:
ELPAÍS.COM



«Amigos Chinos, vienen a España gordos y sanos, viva el tronío de ese gran pueblo con poderío, olé Shangai, y Hainan, y viva Hushan, que no está mal, os recibimos amigos chinos con alegría, olé mi madre, olé mi suegra y olé mi tía…»

黎科僉歡迎您,朋友,西班牙

Temas relacionados: Bienvenido, Mr. Marshall

Dedos, Confucio y #WikiLeaks

07.12.2010 · Guardado en General

WikiLeaksA Confucio, filósofo chino del siglo V a.C. se le atribuye la frase “El filósofo señala la luna, los tontos miran el dedo”. A veces, esos tontos no sólo miran el dedo, sino que quieren cortarlo de raíz para que no vuelva a hacerlo. Esto ocurre con el escándalo de WikiLeaks, especialmente después del arresto del fundador, Julian Assange, en Gran Bretaña. El gobierno de EEUU ha visto desvelada su política exterior salpicando de polémica al resto del mundo dejando en evidencia las miserias de este actual sistema. Los que afectan a España son varios, pero el más alarmante es el hecho de que se intentó bloquear la investigación del asesinato de José Couso, cámara de Telecinco muerto por herida de bala en la guerra de Irak. Mientras sus asesinos siguen libres y protegidos por el gobierno de EEUU, Julian Assange ha servido como chivo expiatorio por “motivos de seguridad para los gobiernos”. Se ha demostrado que las grandes empresas son las que controlan el interés comercial de los Estados para su beneficio propio, algo que muchos llaman “neoliberalismo” o, volviendo de nuevo siglos atrás, “tiranía”, concepto tan antiguo como el de “democracia”.
Julian Assange señala, los Gobiernos y las grandes corporaciones miran y sueñan con tener ese dedo en sus vitrinas. Otros, como esos asesinos de José Couso, siguen en sus casas contemplando el panorama.

Dani Conil en Daniel M. Blog.

Comentarios desactivados en Dedos, Confucio y #WikiLeaks Tags: , , , ,

Nosotros, los imbéciles

01.10.2010 · Guardado en Actualidad

Dos años después del fin de Lehman Brothers, aún no sabemos cuánto nos va a costar el rescate a los bancos y cajas españoles. Ya llevamos gastados unos 12.000 millones de euros y, desde el Gobierno, calculan que la factura final rondará los 30.000. Es lo que cuesta salvar al sistema financiero patrio de las secuelas de la crisis internacional y, en mayor medida, de sus excesos durante la burbuja inmobiliaria. Por si acaso, el fondo de rescate español, el FROB, está presupuestado con un máximo de 99.000 millones, no vaya a ser que esa banca pase hambre.

Es fácil perderse con tanto cero. Pero 30.000 millones de euros, para los de letras, es cerca del 3% del PIB español. Es el doble del tijeretazo del déficit. Es casi ocho veces el recorte del sueldo a los funcionarios. Es 20 veces el ajuste de las pensiones. O es 50 veces lo que cuesta el plan de rescate para los parados de larga duración.

30.000 millones de euros en un país destrozado por la crisis es un inmenso montón de razones para que los responsables de esos bancos y cajas a los que ha salvado de sus errores el dinero de todos se escondan en una cueva y no salgan de allí hasta que se olvide su vergüenza. Pues no. Aún nos dan lecciones. Ayer, con el desparpajo habitual del sector, el director general de la Fundación de las Cajas de Ahorro, Victorio Valle, calificó de “imbecilidad” la propuesta de esa mínima tasa a las transacciones financieras que respaldan algunos países de la Unión Europea y que pidió el lunes en la ONU Zapatero. Una imbecilidad, es decir, algo propio de imbéciles. Y tiene razón. Somos imbéciles, completa, absoluta y rematadamente imbéciles, si toleramos que el mismo sector financiero que hundió el planeta se vaya de rositas y encima nos insulte.

Ignacio Escolar, Escolar.net

Usuarios en apoyo a la hulega de metro

02.07.2010 · Guardado en Sin categoría

Ante los ataques contra los trabajadores en huelga del metro de Madrid por romper los abusivos servicios mínimos (más del 50%), miles de usuarios muestran su apoyo en la red:

Blog Usuari@s Solidarios con la Huelga de Metro:

Os recibimos con una sonrisa

Los usuarios y usuarias solidarias con la huelga del Metro entendemos que:

1. En la huelga del Metro nos sentimos reflejados todos los trabajadores y trabajadoras que hemos sido afectados por las medidas tomadas con la excusa de la crisis (bajada de salarios, merma de nuestros derechos, subida edad de jubilación, precariedad)

2. Nos sentimos solidarios porque estas medidas, que ahora afectan a los trabajadores del Metro, se nos imponen con la excusa de la escasez, cuando en estos años nunca han faltado miles de millones de euros para rescatar a los bancos, entidades financieras y grandes empresarios.

3. Porque los trabajadores del Metro están encarnando el lema “nosotros no pagaremos la crisis” en el que nos sentimos identificados.

4. Que el Metro ha sido la pieza fundamental para poner en valor el territorio de Madrid (el Metro nunca ha vivido de vender billetes, sino de recalificar suelo, donde llega una parada se construye un nuevo barrio) y que eso ha hecho multimillonarios a promotores inmobiliarios y constructoras.

5. Que al igual que esos grandes beneficios nunca se repartieron y se acumularon en grandes cuentas bancarias, patrimonios desmesurados y paraísos fiscales, tampoco hoy se puede pedir que los que menos tenemos seamos solidarios para salvar un sistema que nunca repartió sus riquezas a lo largo y ancho del mundo.

6. Que bajar los salarios en tiempos en el que las grandes fortunas no sólo no decaen sino que crecen, con la coartada de la crisis es un insulto a la inteligencia.

7. Que los trabajadores y trabajadoras del Metro tienen todo el derecho a ponerse en huelga general y que muchos trabajadores precarios miramos con envidia esta capacidad de lucha ¡ójala todos y todas pudiésemos plantarnos ante el jefe y decirle no, ya basta, no me bajarás el salario!

8. Que animamos a todos y todas los trabajadores precarios, a las trabajadoras domésticas, a los trabajadores de todas las partes del mundo que habitan Madrid y a los que menos tienen a que piensen en cómo unirse y luchar para que no nos quiten lo que es nuestro al grito :¡Nosotros no pagaremos vuestra crisis!

9. Que queremos apoyar esta huelga porque es una huelga que defiende los derechos de los trabajadores de Metro y defiende la dignidad de todos y todas.

10. Que esperamos que la fuerza, el coraje y la solidaridad que demuestran los trabajadores del Metro sea contagiosa, si es así…las recibiremos con una sonrisa.

Vergara en Público.es

Grupo en Facebook “Apoyamos la huelga de Metro, incluso sin servicios mínimos“:

Somos ciudadanos y ciudadanas afectados por la huelga del Metro, pero apoyamos a los trabajadores del suburbano madrileño en sus reivindicaciones, en su huelga y en su decisión de desobedecer los servicios mínimos.

Estamos hartos de que las administraciones secuestren a la ciudadanía con la imposición de servicios mínimos abusivos y habitualmente ilegales, en un intento claro de enfrentar a la ciudadanía con los trabajadores en huelga.

Nuestros intereses ciudadanos son los intereses de los trabajadores del Metro. Ellos están luchando ahora mismo contra el recorte del estado del bienestar en el que colaboran el Gobierno de la Nación y la Comunidad de Madrid.

Todos somos trabajadores, y alguna vez, en algún momento, tendremos que recurrir a la huelga para defender nuestros derechos. Y no queremos que nos la revienten imponiendo unos servicios mínimos tan abusivos como ilegales, y en muchos casos, innecesarios.

Estamos hartos de que los servicios mínimos se utilicen para reventar huelgas y para hacer ver que las huelgas no se siguen. Estamos hartos de que la administración, en cada huelga, cometa un abuso de Ley imponiendo servicios mínimos a sabiendas de que posteriormente, y cuando el mal está hecho, los anularán los tribunales.

¡Basta ya de abusos patronales!

Y un link muy interesante: Hola, soy puta y pongo la cama.

El macguffin de la crisis

18.06.2010 · Guardado en Sin categoría

“Es una nueva fase de la crisis: tras el rescate de los bancos hay que rescatar a los estados, que deben adoptar medidas impopulares para salir de la crisis.” -Pedro Pablo Villasante, secretario general de la patronal bancaria AEB-

Hoy cumple cincuenta años Psicosis, el gran clásico de Alfred Hitchcock. Todos saben de qué va, incluso si nunca la han visto: un psicópata que se disfraza de su madre muerta y asesina a los incautos que hacen noche en su motel. Pero los primeros espectadores que la vieron en 1960 cayeron en la trampa tendida por el director: durante muchos minutos creyeron que la película iba de una secretaria que se fuga llevándose 40.000 dólares de su empresa. Hasta que de repente, la que parecía protagonista desaparece de escena, asesinada a cuchilladas, y la película se convierte en otra cosa, olvidándonos del robo.

Se trata de un recurso narrativo que el propio Hitchcock bautizó como ‘Macguffin’: una excusa argumental para enganchar al espectador, mediante una historia atractiva que le mete en la película para, una vez ganada su atención, contarle lo que el director pretendía. Es un truco muy usado en el cine y la televisión, pero también en otros ámbitos.

La crisis económica, sin ir más lejos, es un buen ejemplo del uso del Macguffin. Cuando empezó la película nos parecía muy claro el argumento: un puñado de grandes bancos, inversores, inmobiliarias y agencias de bolsa habían provocado una crisis financiera, tras la que estaba la codicia sin límite de los malos malísimos de la película. Así nos engancharon con la trama, y nos metimos en una historia que pintaba bien.

Pero pronto comprobamos que aquello era un Macguffin de libro. Los villanos iniciales salieron de escena, y la que parecía una película sobre la debacle del capitalismo y su necesaria refundación se convirtió en otra cosa: una historia de ajustes brutales, ataques a las economías nacionales y recortes de derechos sociales. Como en Psicosis, nos hemos encontrado por sorpresa con una peli de terror, que nos tiene a todos asustados, y a merced de los golpes de efecto que algún macabro guionista va introduciendo: países a punto de quebrar, bolsas desplomadas y ataques de esos fantasmales mercados que, como Norman Bates, se ponen la peluca para lanzar cuchilladas.

Isaac Rosa, Trabajar Cansa.

Deudas y burros (o como entender la crisis)

11.06.2010 · Guardado en General

Un señor se dirigió a una aldea donde nunca había estado antes y ofreció a sus habitantes 100 euros por cada burro que le vendieran. Buena parte de la población le vendió sus animales.

Al día siguiente volvió y ofreció mejor precio, 150 por cada burrito, y otro tanto de la población vendió los suyos.   Y a continuación ofreció 300 euros y el resto de la gente vendió los últimos burros.

Al ver que no había más animales, ofreció 500 euros por cada burrito, dando a entender que los compraría a la semana siguiente, y se marchó.

Al día siguiente mandó a su ayudante con los burros que compró a la misma aldea para que ofreciera los burros a 400 euros cada uno.

Ante la posible ganancia a la semana siguiente, todos los aldeanos compraron sus burros a 400 euros, y quien no tenía el dinero lo pidió prestado. De hecho, compraron todos los burros de la comarca.

Como era de esperar, este ayudante desapareció, igual que el señor, y nunca más aparecieron.

Resultado:

La aldea quedó llena de burros y endeudados.

Veamos lo que pasó después:

Los que habían pedido prestado, al no vender los burros, no pudieron pagar el préstamo.

Quienes habían prestado dinero se quejaron al ayuntamiento diciendo que si no cobraban, se arruinarían ellos; entonces no podrían seguir prestando y se arruinaría todo el pueblo.

Para que los prestamistas no se arruinaran, el Alcalde, en vez de dar dinero a la gente del pueblo para pagar las deudas, se lo dio a los propios prestamistas. Pero estos, ya cobrado gran parte del dinero, sin embargo,  no perdonaron las deudas a los del pueblo, que siguió igual de endeudado.

El Alcalde dilapidó el presupuesto del Ayuntamiento, el cual quedó también endeudado.
Entonces pide dinero a otros ayuntamientos; pero estos le dicen que no pueden ayudarle porque, como está en la ruina, no podrán cobrar después lo que le presten.

El resultado:

Los listos del principio, forrados.

Los prestamistas, con sus ganancias resueltas y un montón de gente a la que seguirán cobrando lo que les prestaron más los intereses, incluso adueñándose de los ya devaluados burros con los que nunca llegarán a cubrir toda la deuda.

Mucha gente arruinada y sin burro para toda la vida.

El Ayuntamiento igualmente arruinado.

¿Resultado final?:

Para solucionar todo esto y salvar a todo el pueblo, el Ayuntamiento bajó el sueldo a sus funcionarios.

(gracias Dani Kugo, vía em@il en cadena)

Crisis: Una historia de terror

11.06.2010 · Guardado en General

“La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado.”

Artículo 1 de la Constitución Española.

Cuenta la leyenda que, hace mucho, mucho tiempo, se estableció un gran pacto en El Reino en el que, a imagen y semejanza de otros reinos y repúblicas, se hablaba de grandes cosas como igualdad, derecho al trabajo o a la vivienda y que decía una cosa extraña para aquellos tiempos, algo de que la soberanía residiría en el pueblo y de él emanarían los poderes del Estado, que habría un parlamento elegido por sufragio universal y un montón de cosas bonitas más…

Hoy, cuando enciendo la tele y recuerdo esas estupendas intenciones, no puedo parar de reír y reír… reír, por no llorar, claro. Y es que en las últimas semanas asistimos atónitos a la realidad que se nos había tratado de ocultar y maquillar y vemos como unos extraños entes ambiguos e informes (como si no hubiera nombres y apellidos detrás de todo esto) dictan a esta y otras democracias lo que tienen que hacer. Hablamos, señoras y señores, de “los mercados”. Y sí, son ellos los que controlan y dirigen…

Se habla de que la crisis empezó hace dos años. Yo creo que no. La crisis, si es que alguna vez ha habido realmente un estado de no-crisis, comenzó hace una década. La llegada del euro disparó los precios gracias al redondeo y a esa extraña equivalencia mental de que un euro eran veinte duros. Y los precios subían y subían, y los sueldos se mantenían y se mantenían, incluso bajaban y aumentaban los contratos temporales y precarios… Pero una orgía de créditos y la abundancia de trabajo nos hizo vivir un espejismo en el que todo era posible… “me compro una casa”, “y con la casa, el coche, la tele de plasma y la play 3” “pos yo además le compro un coche a mi mujer y nos vamos de vacaciones un mes”.

Seducidos por una falsa bonanza, anuncios de dinero fácil (que casi crecía en las macetas), muertos de hambre que venían de otros países a hacernos el trabajo sucio (¡fijate si habría trabajo que hasta se mataban por venir aquí!) y políticos y empresas que se llenaban la boca con plusvalías, superavits y beneficios record, nos pensamos que el sueño nunca acabaría… pero se acabó.

Entonces fue cuando aparecieron en las portadas esos mercados que se habían estado llenando los bolsillos y desviado fondos a paraísos fiscales (+) durante tantos años e hicieron catacrash. El juego parecía que también se había acabado para ellos… Y empezó la puesta en escena. Un par de bancarrotas por aquí, un par de lagrimitas por allá y los gobiernos inyectaron miles de millones de euros y dólares para que esos pobrecitos bancos y empresas no cayeran y arrastraran consigo a todo el sistema.

Así comenzó el mayor robo jamás contado. Los gobiernos se endeudaron para prestar a muy bajo interés (1%) toneladas de dinero a los bancos, para que los mercados no se hundieran. ¿Y qué hicieron esos bancos? Pues tapar algunos agujeritos, que ellos también se habían emocionado con la bonanza y habían tenido sus excesos, y, sobre todo, comprar deuda pública a los mismo gobiernos que le habían prestado el dinero, osea “devolver”, prestar lo prestado, pero ahora con un interés mucho más apañado (5-7%). Un negocio redondo, sí señor.

Ahora, una vez saneados, quitada de enmedio gran parte de la competencia (sobre todo la de esos molestos ciudadanos que se montaban pequeñas y medianas empresas y querían parte del pastel haciendo competencia a las franquicias), ahora exigen y obligan a través de sus super-mega-ultra-democráticos organismos que nadie ha elegido, como son el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y sus sistemas infectados, la UE y EEUU, obligando a recortar derechos laborales, gastos sociales y todas esas cosas incomodas para el gran capital.

Y es que estos europeos, tan acomodados en su socialdemocracia, sus ayudas estatales y su bienestar… no se dejaban, y había que montar un buen circo que hiciera de vaselina para que todas estas reformas entraran suaves. Y es que la doctrina del shock funciona de perlas, nada como acojonar a la ciudadanía para imponerle grandes recortes a sus libertades y derechos sin que rechisten demasiado.

Eso sí, la soberanía emana del pueblo y los políticos gobiernan para su pueblo. Y el que diga lo contrario es un miserable.

Manel Fontdevila en Público

Solo una crisis -real o percibida como tal-produce un verdadero cambio. Cuando ocurre esa crisis, las acciones que se emprenden dependen de las ideas existentes en aquel momento. Ésa es en mi opinión, nuestra función básica: desarrollar alternativas a las políticas existentes y mantenerlas vivas y disponibles hasta que lo políticamente imposible se convierta en políticamente inevitable”

Milton Friedman, Premio Nobel de Economía e ideólogo de la Doctrina del Shock.

_________

Recién acabado el artículo me encuentro estos otros en la misma línea: Los mercados están rodeados, por Juan Carlos Escudier; Una política del miedo para arruinar a los europeos, por Carlos Enrique Bayo; La derrota de la izquierda, por Ignacio Escolar.

_________

Reflexión: 1.700.000 millones de €uros en Europa + 700.000 millones de dolares en EEUU de ayuda a los bancos. ¿Qué no se podría haber hecho si en lugar de salvar a los bancos se hubiera gastado en inversiones directas?. ¿A cuanto tocaríamos por cabeza?

Unos durillos pa los bancos

Usted tiene la culpa

08.06.2010 · Guardado en General

Hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, dice el gobierno alemán y responde a coro el de Reino Unido. “Hemos”, sí. Nosotros. Usted y yo; no me ponga ahora esa cara. Tal vez falle su memoria y no se acuerde de aquella vida mejor y derrochadora. O tal vez sea de esos infelices a los que la memoria les funciona muy bien, y aún recuerda cómo empezó todo. No fueron las pensiones ni el coste del despido ni los sueldos de los funcionarios. Sucedió hace ya dos años, cuando el sector financiero infló un inmenso globo de mierda que estalló, y nos llenó de mierda a todos. ¡Cuánta basura ha llovido desde entonces! Primero socializamos las pérdidas, y endeudamos a los estados. Reflotamos los bancos, les devolvimos las llaves a los mismos dueños que los habían estrellado y, con una palmadita en la espalda, les pedimos que para la próxima tuviesen más cuidado. Alguien habló de refundar el capitalismo, algún ingenuo. Pero condenamos a Madoff, que el que la hace la paga (ja, ja). Y así nos arrastramos hasta mayo de 2010, cuando el mismo sector financiero que había provocado la crisis se puso a especular contra la misma deuda pública con la que se les había rescatado.

Era una competición desigual: el mercado financiero global contra un montón de divididos estados. Desde ayer, es obvio quién ha ganado. El primer país de la UE, Alemania, anunció que se apretaba el cinturón. Es una mala noticia. Significa que en Europa tonto el último, y que su deuda saldrá más barata, ergo la nuestra más cara. Que el final de la crisis tardará más en llegar, porque el consumo se frenará. Que habrá más recortes sociales. Que la soberanía popular cotiza en bolsa, y que su precio cae en picado. Pero lo peor es otra cosa. Hemos asumido que la culpa fue nuestra; y que por eso merecemos la penitencia.

Ignacio Escolar, Estrategias Oblicuas.

Lo que no se dice de la crisis. Vicenç Navarro pone los puntos sobre las íes: http://cort.as/_ySz

telegramalifa de Yeray a las 14.05.2010