Alifa TV lectura interesante a golpe de click
revista impresa de Alifa te pica la barba

Archivo de la etiqueta ‘manifestación’

Toma la Calle 15.05.11 – Granada

16.05.2011 · Guardado en Fotografía, La Arbonaida

¿Qué pretende esa horda de esclavos, 
De traidores, de reyes conjurados? 
¿Para quién son esas innobles trabas;
y esas cadenas
Tiempo ha preparadas?
La Marseillaise


Manifestación Toma la Calle 15.05.11 Granada. Puedes ver más fotos aquí
Fotografía: Toma la Calle 
Autor: Landahlauts
Comparte

Jornadas de lucha y MANIFESTACIÓN CONTRA LA ESPECULACIÓN URBANÍSTICA (programa definitivo)

05.05.2010 · Guardado en Agendilla

Viernes 7 de mayo:

(Facultad de Ciencias Políticas, C/ Rector López Argüeta (Mapa))

17.30h Exposición de colectivos (stands informativos).
18.00h Presentación de las Jornadas de lucha contra la especulación urbanística
18.15h Charla: La ciudad capitalista

  • Introducción a la ciudad
  • La Reforma Urbana, el caso del Cabanyal (Valencia)
  • La expansión urbanística y trasformación territorial, el caso del Tren de Alta Velocidad (Asamblea contra el TAV, Bilbao)
  • La regulación del espacio público, el caso de la Ordenanza Cívica en Granada
  • La ciudad capitalista: caso Granada

Sábado 8 de mayo:

(Callejón del Ave María s/n, Local “El apeadero”. Cerca C/ San Matías, Realejo. Mapa)

9.30h Exposición de colectivos (stands informativos).
10.00h Presentación de los colectivos
11.30h Descanso
12h Mesa redonda con participación de todos los colectivos.
14.30h Comida
15.30h Sobremesa: documentales de luchas
18.00h Manifestación “Paremos la especulación. Nuestra vida no está en venta” Parque del Triunfo.

Domingo 9 de mayo:

11h-16h Excursión por el territorio amenazado por la Ronda Este Metropolitana.

Lugar de encuentro: Plaza Nueva (Mapa). Paradas informativas a lo largo del recorrido donde se explicarán las consecuencias que tendría la construcción de esta nueva autovía,  junto con el desdoblamiento de calzada de la Ctra. de la Sierra.

COLECTIVOS PARTICIPANTES EN LAS JORNADAS

Vecinos/as del barrio del Cabanyal (Valencia). Estos/as vecinos se enfrentan a la destrucción y degradación del barrio del Cabanyal. El Ayuntamiento de Valencia quiere construir un bulevar hasta la playa, pasando por encima de este popular barrio.

Vecinos/as de Tempelhof (Berlín). Los vecinos/as de este barrio del centro berlines reclaman los espacios del antiguo aeropuerto de Tempelhof para usos colectivos, la administración quiere construir viviendas de lujo.

Oposición a los derribos de la Cañada Real (Madrid). La Cañada Real, barrio de inmigrantes, tanto nacionales como extranjeros, fue construido por la necesidad de vivienda de sus moradores. Ahora la administración quiere derribarlo, lo que está causando graves problemas.

Agua, conflictividad social y especulación (Murcia). Un grupo de personas analizan y tratan de oponerse a los conflictos surgidos por el control del agua en la región de Murcia.

Asociación Parados Casería de Montijo (Granada). Los parados de este barrio afectados por la crisis, los precios de las viviendas y las hipotecas han desarrollado múltiples manifestaciones y protestas.

Asociación de Vecinos del Partidor (Alcoi, Alicante). Esta asociación de vecinos del popular barrio del Partidor lucha contra la degradación del barrio y contra los planes urbanísticos de las administraciones.

Asamblea contra el Tren de Alta Velocidad (Bilbao). Las líneas de Alta Velocidad quieren romper los valles y territorios de gran parte de la península generando un gran impacto.

Salvemos la Vega (Granada). Esta asociación plataforma lleva décadas oponiéndose de forma activa a los procesos especulativos en la Vega de Granada que han destruido gran parte de este espacio.

Colectivo contra la embotelladora de Padul (Granada). Una empresa privada esquilma los recursos de esta zona, este colectivo consigue pararles los píes.

CSO La Casika (Madrid). 12 años lleva este Centro Social Ocupado resistiendo a los procesos especulativos en el barrio viejo de la periférica ciudad de Móstoles y ofreciendo un espacio para desarrollar todo tipo actividades culturales,  sociales y políticas.

Vecinos del barrio de Gamonal (Burgos). Estos vecinos se opusieron frontalmente a los intereses del Ayuntamiento y constructoras de construir un parking bajo sus casas. Consiguieron que el parking no se construyera.

Casa del Pumarejo (Sevilla). Esta casa de vecinos lucha por salvaguardar tanto el edificio como la identidad del vecindario frente a los procesos especulativos que acechan al barrio.

No a la MAT (Gerona). Colectivo que se opone a la construcción de torres de Muy Alta Tensión en Gerona, una de sus estrategias ha sido montar campamentos en los bosques por donde está proyectada su construcción.

Casa del Aire (Granada). 6 años resistiendo al acoso inmobiliario que pretende lucha por derribar esta casa y echar a sus vecinos.

PAREMOS LA ESPECULACIÓN, NUESTRA VIDA NO ESTÁ EN VENTA

El martes 19 de Enero parte de los/as vecinos/as de la Casa del Aíre fueron desalojados. Otros dos vecin@s, con más de 20 años en la casa, permanecieron dentro del edificio sufriendo graves presiones por parte de le inmobiliaria EDIVARA-VARASOL para que abandonaran sus casas y sus contratos de alquiler. Todo ello con el único objetivo de poder derribar el inmueble y construir apartamentos de lujo.

La Casa del Aire es solo un ejemplo de lo que ha sucedido en el Estado español en las últimas décadas: bancos, políticos, empresas y especuladores han encontrado en la actividad especuladora e inmobiliaria un negocio redondo. Pero la fiebre del ladrillo, no solo ha dejado a su paso grandes beneficios y fortunas también ha dejado personas hipotecadas, desahuciadas, muertas en accidentes laborales, parados, costas y espacios naturales destruidos, vecinos desplazados de sus barrios etc, aun existiendo una inmensa cantidad de casas vacías habitables. Toda esta situación ha sido provocada por un interés especulativo en el mercado de la vivienda, por el cual la vivienda ha pasado de ser un bien de primera necesidad a ser un producto financiero, con el que, sin reparos, se juega en la bolsa.

Esto ha conllevado que gran parte del dinero de los trabajadores, a través de las hipotecas y alquileres, vaya directamente al bolsillo de banqueros y especuladores. Millones de personas hoy se encuentren ahogadas por el encarecimiento de la vida y las crisis económicas. Ahora pretenden que seamos también nosotros los que paguemos esta crisis.

Este negocio a costa de todos/as, solo ha podido hacerse gracias a la colaboración interesada entre el poder político (ayuntamientos y gobierno central y autonómico) y el económico (bancos, promotores inmobiliarios, etc). Los especuladores han puesto el dinero y lo intereses, los gobiernos modifican las leyes y generan las infraestructuras necesarias para el mejor funcionamiento  del capital privado.

El problema de la Casa del Aire es tan solo un ejemplo de lo que sucede en nuestras ciudades, en el mundo que se desenvuelven en el mismo sistema económico, la trasformación de todos los espacios y de todos los aspectos de la vida para el mejor funcionamiento de las leyes del mercado: la sustitución de las tiendas de barrio por los grandes almacenes, la aplicación de la ordenanza cívica para evitar el uso de los lugares públicos por la gente, la construcción de grandes infraestructuras para el favorecer el uso cotidiano y obligado del coche, la sustitución de los trenes regionales por los de Alta Velocidad para favorecer a las empresas constructoras y destinarlos a un público más adinerado, la destrucción de barrios populares para construir edificios más rentables, etc.

ALTO A LA PLAGA INMOBILIARIA

ALTO A LA ESPECULACIÓN

Para más información, dudas o sugerencias: solidarioscasadelaire@gmail.com

http://solidarioscasadelaire.blogspot.com/

La calle es tuya

17.12.2009 · Guardado en Sin categoría

[Respuesta al artículo de Remedios Sánchez aparecido en el diario Ideal de Granada el día 30 de Noviembre de 2009]

articulo(pincha para ampliar)

Ya lo dijo Erasmo de Rotterdam hace casi quinientos años ¿qué os importa que todo el mundo os silbe, con tal de que vosotros mismos os aplaudáis?

De todos los ejercicios de genuflexión política que se ven en nuestra ciudad, el de doña Remedios Sánchez aparece cargado de un especial patetismo. Cuando se confunde la política con un programa de sucesos, se corre el peligro de tomar por una telenovela la propia vida. Posiblemente existan argumentos para defender la tan cuestionada Ordenanza Cívica (aunque todavía no me han dado ni uno), pero no podemos permitir que una ley sea patrocinada a través del miedo más estúpido.
Quizá estemos ante una de esas transferencias interdisciplinares de las que se vanaglorian de encontrar los estudiosos: hemos pasado de tener asustaviejas que echan a vecinos de sus casas contribuyendo a intereses espurios a otro tipo de asustaviejas como la señora Remedios Sánchez, que, con sus tan razonados argumentos, parece que pretende aterrorizar a la ciudadanía para que no salga a la calle. Pero pensándolo bien, cómo no va usted a temer ante la amenaza de “saltimbanquis”, “grafiteros sin orden ni concierto”, prostitutas que, de no ser por esta ordenanza, pasarán la vida “apostadas en la puerta de su casa” y, sobre todo, qué sería de nosotros si no se nos protege de los peligrosos “mendigos agresivos”. Me ha extrañado que no critique a todos esos extranjeros que vienen a quitarnos el trabajo o a robar o engañar a nuestras mujeres con sus malas artes y magia negra…

No puedo por más que mostrar mi profundo agradecimiento a esta periodista ejemplar; cuántas escenas no aptas para los ojos de nuestros hijos habremos evitado, cuántos apaleados por los mendigos peligrosos se ha ahorrado esta ciudad, cuántas pulgas no nos atacarán cual falange romana dispuesta a colonizar nuestro cívico y casto cuerpo…

En fin, creo que en la vida se puede pensar casi de cualquier manera, pero todos le debemos un mínimo respeto a la verdad, eso que algunos llaman “honestidad”, y que brilla absolutamente por su ausencia en su infame artículo. En primer lugar, usted habla de la concentración del viernes 27 de Noviembre, señalando que hubo unas ciento veinte personas. Si usted estuvo en aquel lugar (lo lógico es que se hable de aquello que se conoce, pero bueno, tampoco podemos exigirle nociones de lógica a alguien que argumenta como usted lo hace) sabrá perfectamente que éramos bastantes más; pero como puedo suponer que su fuente informativa es la policía, no tengo nada que añadir. No entraré a valorar sus consideraciones acerca de los utensilios que los manifestantes usaban para protestar, sólo quiero señalar que usted tiene un artículo de opinión en un periódico de tirada provincial y habría que ver cuántos periódicos estarían dispuestos a publicar columnas de signo contrario, a algunas personas no nos queda otra que echarnos a la calle para que se nos oiga.

Más espeluznantes me parecen algunos juicios morales que se atreve a realizar acerca de las personas que allí acudimos a protestar, por muy diversos motivos, contra una ordenanza que ni al generalísimo se le habría ocurrido.

Entre estos juicios, usted llega a decir que los que allí nos concentramos nos hemos levantado a las once de la mañana (como corresponde a la vida alegre que supuestamente llevamos), porque creemos que “madrugar más es de lerdos”; la única pregunta que me hago es ¿usted cómo sabe a qué hora me levanto o a qué dedico mi tiempo? Tengo que aclararle, por si le interesa (no creo, ya que supongo que hace sus crónicas viendo las fotos que salen en los periódicos y la verdad poco le importa) que me levanto bien temprano para trabajar, como mucha otra gente que estaba allí, no sé si usted puede decir lo mismo, por eso no me oirá afirmarlo o negarlo. Algunas de las personas que estamos en contra de la ordenanza cívica (aunque usted no lo crea) no tenemos perro, ni piojos, ladillas o pulgas, e incluso ¡oh, blasfemia! estoy seguro de que las prostitutas de Granada han conocido en su trabajo a más de uno de los que se rasgan las vestiduras defendiendo esta ley.
Imagino, del mismo modo, que usted tampoco ha leído la tan dichosa Ordenanza. Por lo que refleja su columna, ni siquiera ha ojeado el primer artículo. De haberlo hecho, podría haberse percatado de que la Ordenanza no sólo regula a los molestos mendigos, grafiteros, perros, melenudos o a las amenazantes prostitutas, sino a todas las personas que usamos las calles de Granada para algo más que ir de compras. ¿Sabe usted que está prohibido regar las macetas, tender ropa en las ventanas o sacudir alfombras? ¿Sabe que sólo se podrá jugar al balón (patines, monopatín, bicicletas, etc.) en los “lugares habilitados para ello” (es decir, se acabaron las plazas para jugar)? ¿sabe que se prohíbe repartir cualquier tipo de propaganda política (menos la oficial, evidentemente) en la calle o colgar pancartas en los balcones (excepto las de Semana Santa, ¡claro!)? Si usted leyera con detenimiento esta normativa y analizara las que ya están implantadas (por ejemplo la de Barcelona) quizá llegue a la conclusión de que, con la excusa de limpiar la ciudad de los que “molestan” (prostitutas, mendigos y demás) están dando un zarpazo a muchos de esos derechos de los que ustedes, los demócratas de toda la vida, se vanaglorian, como la libertad de expresión, de circulación, de reunión, etcétera. Esta sociedad genera desechos, ha llegado la hora de que el alcalde y su séquito limpien la ciudad y, ya que se ponen a la faena de echar a aquellos que les estorban, van a quitarse de encima a cualquiera que pueda toserles ahora o en el futuro. ¿Tan subversiva es la calle como para que prohíban su uso? ¿Tanto miedo pueden tener a que la gente se reúna en un parque, coma pipas, cuelgue pancartas en sus balcones o reparta propaganda política?

Llegados a este punto sólo caben dos posibilidades: o bien usted no sabe de qué está hablando y lo hace por seguir la corriente o falta conscientemente a la verdad. Sólo usted lo sabe, en cualquier caso creo que puedo concluir sin faltar a la razón que la estulticia humana no tiene límites y usted es prueba viviente de ello.

Vecin@s de la Casa del Aire